viernes, 6 de agosto de 2010

La luz se pierde...



La luz se pierde en la oscuridad del tiempo,
igual la vida, lo efímero alcanza renombre y
lo inmortal se desvanece a la sombra de la incertidumbre,
y se queda inerte, con miedo, hasta que este es alcanzado
por un resplandor que lo reanima y lo hace sentir mas vivo que nunca,
y con un propósito, con el propósito de alcanzar ese resplandor, esa luz
y nunca dejarla por que es todo lo que necesita para seguir existiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada