jueves, 13 de enero de 2011

Cada hora


Las horas vienen y transcurren una tras otra, marchando delante de nuestros ojos, delante de nuestra vida.

Cada una se va para no regresar, para recordarnos que tan efímero es esto, cada una vuela en aquellos momentos en que la vida parece sonreír y parecieran volverse cuesta arriba cuando la suerte nos abandona, transcurren entre promesas de un futuro y de que las pasadas solo existirán en nuestra memoria

Hora a hora forjamos nuestro destino aunque a veces no nos demos cuenta, todas las horas que desperdiciamos se convertirán en días que nos dejan atrás

Nadie puede hacerlas regresar, se generoso con tu tiempo ya que es implacable y no te duermas con el sueño de la eternidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada