martes, 30 de noviembre de 2010

Dejando la ciudad


Dejo la ciudad esta ciudad esta noche , gris llena de vidas que solo se describen con una palabra, gente, encerrado en mi mismo lleno mi maleta con recuerdos, me siento sucio de tantas batallas perdidas y me doy por vencido, aquí no existe mas para mi

Es de cobardes dar la vuelta, muchas veces lo creí, ahora creo que cuando algo no funciona es solo cuestión de tiempo para que se rompan los lazos

Que me ata a esta ciudad, ya no es lo que era y la ciudad lo sabe por eso me odia por que le recuerdo todo lo que solía ser, todas aquellas calles ahora están gastadas por los sueños que chocan en sus paredes para ser enterrados en los rascacielos

Miro la silla donde me senté miles de veces, para contemplar la nada que me ofrece la ventana, una nada que se convierte en tu todo día a día, miro la foto que me regalaste, como olvidar aquel día, una victoria efímera eres tu en mi mente una batalla ganada que me desgasto mas

Acaso tu eres la razón por la que la ciudad a perdido su encanto, o es por esa gente superflua que te encuentras a diario que a perdido su capacidad de sorprenderse por lo mas sencillo de la vida

Abandono la ciudad, recorro por última vez esos caminos los cuales no extrañare, y me aferro a mi maleta llena de errores y memorias, mi rostro cansado no mira ahora la próxima ciudad, mira hacia mi próximo sueño

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada